Escuela de Periodismo

Facultad de Humanidades
Universidad de Santiago de Chile

 

“Los enterraron y no sabían que eran semillas”, el memorial de los estudiantes

Mayo
21
2017

A fines del año pasado, los estudiantes comenzaron a pintar un mural en nuestra Escuela. Mes a mes fueron dando vida a una obra de arte que escondía en sus colores un mensaje significativo para la comunidad: “Los enterraron y no sabían que eran semillas”, reza en sus gigantes letras un simbolismo digno de rescatar.

El memorial corresponde a un trabajo realizado por alumnos del Centro de Estudiantes de Periodismo del 2016, temática liderada por Carlos Valenzuela, de cuarto año. “El mural se enmarca dentro de las iniciativas que tenía el CEP del año pasado y se dio en el contexto de la desaparición de los estudiantes normalistas de México. Entendiendo que la Escuela José Abelardo Núñez (actual Escuela de Periodismo) era normalista, teníamos que rendir un homenaje en ese espacio”, asegura el autor.

Todo se remonta a septiembre del 2014, cuando 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron detenidos ilegalmente por la policía de Iguala. Posteriormente, fueron declarados como desaparecidos y hasta el día de hoy se desconoce el paradero de los alumnos.

Valenzuela detalla que realizaron una investigación donde encontraron una declaración de una de las madres de los estudiantes. “Los habían enterrado sin saber que eran semillas”.

La representación de las víctimas, como semillas de lucha, es parte del sentido del mural. “Quisimos que fuera un homenaje desde la alegría, hasta entregar la vida hacia una causa por los demás”, enfatiza.

Sin embargo, este episodio no es el único significado que posee la pintura. Los estudiantes quisieron reconocer en el mural la partida de Catalina Arenas y Bianca Ravanal, ambas compañeras de tercer año. “Queremos recordarlas con una metáfora de ellas dos y así surgió la imagen de los pajaritos. Acá tuvimos a dos pajaritos que se fueron a volar a otros cielos, que se llevaron nuestro cariño y amor”, asegura Valenzuela.

Otro detalle del mural son unos pequeños brotes que salen de la tierra, los cuales corresponden a una representación de los focos de resistencia y de lucha. “Existen situaciones donde hay gente que está luchando por los demás. Por eso están los brotes”, agrega.

El colorido mural se encuentra a un costado de las oficinas de la Dirección de nuestra Escuela. Un llamativo trabajo estudiantil que acapara la atención de la comunidad universitaria, con un sentido que busca rememorar a quienes no están, pero permanecen en la memoria.